• Inicio
  • El Edificio – Las Arenas

ArenasEl pavimento del pasillo es un elemento singular, decorado con figuras geométricas en el zaguán o vestíbulo.

Conservado a nivel arqueológico, bajo el suelo actual, es posible contemplarlo a través del suelo de cristal.

A modo de pavimento-vitrina, el visitante puede observar en su interior una serie de cajas llenas con arena procedente de las plazas de toros del mundo que han sido insignes para la Dinastía Bienvenida, donde a lo largo de 150 años interpretaron su mejor tauromaquia.

La arena de la plazas de toros está cargada de simbolismo, sirve de marco al ritual ancestral y de soporte a la obra de arte.

A veces el torero acerca un puñado a sus labios y la besa, en ese momento se puede decir que se siente satisfecho por una gran faena o por la gran acogida del público.

Es un elemento de comunión entre los espectadores y lo que está sucediendo en el ruedo.

En la obra lírica de García Lorca o Gerardo Diego, la arena de la plaza de toros, en contacto con la tauromaquia, adquiere un significado propio.

Novedades en tu e-mail

Suscríbete a nuestro Boletín para recibir novedades en tu e-mail

Selecciona la(s) lista(s):