• Inicio
  • Sala-1. Manuel Mejías Luján

bienvenida-iNació el 23 de julio de 1844, en el  número 15 de la Calle del Cuerno de Bienvenida. Fue el primero en llevar el apodo “Bienvenida”.

Un tío suyo, sacerdote, quiso que fuera al seminario y llegó a tenerlo como monaguillo, pero con 14 años, las constantes escapadas a las capeas y la vuelta a casa con la Guardia Civil hicieron ver a su tío que la carrera eclesiástica definitivamente no era para Manuel.

A los 17 años se presenta en Sevilla como sobresaliente en una novillada.

Comienzó su vida profesional en 1867 toreando con José Machío, irá con él varias temporadas. En 1868 participará en la inauguración de la plaza de toros de Huelva.

Tiene lugar su presentación en Madrid (plaza de la Puerta de Alcalá) el 1 de marzo de 1874, en la cuadrilla de Manuel Fuentes “Bocanegra”. Ese mismo año inaugura la antigua plaza madrileña de la Carretera de Aragón, siendo el primer torero que entra vestido de luces en ella.

-Se casa con Teresa Rapela Camacho, en su casa de la Calle del Cuerno de Bienvenida nacerán sus hijos Teresa, José, Luisa, Manuel (fallecimiento prematuro) y Manuel.

En 1882 inaugura la plaza de Bilbao, dándole el primer capotazo al primer toro Casaíllo, de Pérez de la Concha, al que Guerrita pone el primer par de banderillas y Bocanegra, maestro de ambos, mata.

En 1883 actúa como novillero en la Real Maestranza de Sevilla, y al año siguiente en otras plazas,   como banderillero de Antonio Carmona “El Gordito”.

Actuó en las mejores cuadrillas: Desperdicios, Bocanegra, Chicorro, Gordito, Hermosilla, Frascuelo y Mazzantini. Con Mazzantini irá a La Habana, cobrando el mayor sueldo que había cobrado un subalterno hasta entonces.

Torea largas temporadas en México, La Habana y Montevideo. Sufre cogidas, muy grave fue especialmente la de El Puerto de Santa María, que le hace menguar sus ilusiones y optar definitivamente por ser banderillero.

Parece ser que la temporada 1887-88 viaja a América en la cuadrilla de Cuatrodedos. Y en 1889, actúa por última vez en Madrid, agregado en la cuadrilla de Ponciano Díaz. Hacia 1892 marcha con Cuatrodedos a Brasil.

En 1894, tras dos años de su partida. Bienvenida vuelve a Sevilla enfermo, decaído. Empieza a tomar las riendas de la carrera taurina de su hijo Manolo, a apoderarlo y brindarle sus enseñanzas, irá junto a su hijo, como banderillero , toreando por Andalucía y Extremadura.

En 1895 torearán en  las  islas Azores y varios lugares de Portugal.

Será en 1896 cuando viste por última vez el traje de luces- azul y plata-, en Francia, como banderillero en la cuadrilla de Minuto, y entonces dedicará toda su atención a su hijo pequeño.

Fue un excelente profesional, con grandes virtudes humanas, por lo que era admirado, querido y respetado de todos. Torero ágil y buen banderillero, aprendió de los grandes maestros de su época, en cuyas cuadrillas estuvo toda la ciencia del toreo, que después enseñó a su hijo, y éste después a los suyos. Como persona fue devoto, caballeroso, bueno, educado, caritativo, generoso y serio en todos sus actos.

Importantes escritores se han ocupado de su figura taurina y humana. Felipe Sassone dijo de él:“No llegó a matador de toros por quebrantos de salud, pero era doctor en Tauromaquia, banderillero y peón puntero con los espadas más famosos de su tiempo”.

Un paseo por la historia de Bienvenida

Un paseo por la historia de Bienvenida
Conoce la historia de Bienvenida en esta sala.

Visitar

La tradición ganadera y taurina de Bienvenida

La tradición ganadera y taurina de Bienvenida
Bienvenida y su tradición ganadera y taurina.

Visitar

Galería Fotográfica

Galería Fotográfica
Conoce el archivo gráfico de Bienvenida I, y los matadores en cuyas cuadrillas fue banderillero.

Visitar

Novedades en tu e-mail

Suscríbete a nuestro Boletín para recibir novedades en tu e-mail

Selecciona la(s) lista(s):